Mezucón, mezucona

Plural: mezucones, mezuconas

ADJETIVO (Se usa también como sustantivo)

Definición: dícese de las personas que se meten en la vida o en las conversaciones de los demás, por simple curiosidad, por un impulso irrefrenable de entrometerse en asuntos ajenos o por afán de protagonismo. El que se mete en todo, que siempre quiere formar parte de todas la conversaciones y estar metido en todos los asuntos que se cuecen en su entorno. Dícese del entrometido, inquisitivo, fisgón, que quiere averiguar cualquier cosa que ocurre en su entorno o descubrir los secretos de otras personas. Persona excesivamente curiosa, que trata de averiguar lo escondido, lo secreto o lo privado. Se aplica a la persona que intenta hacer de mediador allá donde nadie se lo ha pedido ni se desea su intervención. El que se inmiscuye en las conversaciones o asuntos ajenos, sin el consentimiento de nadie. El que, con ánimo de cotillear, trata de enterarse de los asuntos de los demás, que no le conciernen directamente. Cotilla, entrometido, fisgón, metomentodo. El husmeador, oliscón, que se dedica a indagar sobre aquello que otras personas desean mantener en secreto. El que fisga o rebusca en los papeles, cajones o en las cosas de otra gente, sin su conocimiento ni consentimiento. El que mete las narices en todas partes.  El que curiosea o investiga un asunto, yendo de un indicio a otro, a menudo para obtener un beneficio, o por insana curiosidad. El que tiene por costumbre meterse donde nadie le ha llamado. Persona curiosa en exceso, que hace demasiadas preguntas para enterarse de cosas que su interlocutor no desea contarle. Que se mete en todos los fregados, en busca de notoriedad. Entrometido, metomentodo, que se mete en los asuntos o conversaciones de los demás, especialmente si lo hace de forma impertinente y pesada. El que tiende a inmiscuirse en todas las conversaciones y a opinar sobre todo, a menudo acaparando toda la atención y no dejando apenas participar a los demás.

Ejemplos: «¡No seas tan mezucón! ¡que no paras de hablar de la vida de los demás!»; «¡Niño, apártate de la sartén! ¡Que te vas a quemar por mezucón!»; «¡Será mezucón el tío! ¿Para qué se acerca si ve que estoy con mi novia dándonos besos!». «A los mezucones se les suele decir, ¿Pero a ti quién te ha dado vela en este entierro?»; «A un mezuca lo mataron por mezucón».

Palabras relacionadas y sinónimos: entrometido, entremetido, fisgón, cotilla, metenarices, metomentodo, oliscón, curiosón, curioso, meticón, metiche, mezuca, husmeador, hurón, husmiagusmia, chafardero, intruso, preguntón, liante, enreda, enrea, cuzo, hocicón.

Palabras enraizadas: mezuconear, mezuquear, mezuca, mezuconeo, mezuqueo.

ETIMOLOGÍA

Término empleado en la provincia de Salamanca y en otras partes de Castilla y León; también se usa en partes de Extremadura, especialmente en la provincia de Cáceres.

De origen desconocido. Para algunos provendría de «meticón», con el mismo significado.

Según el filólogo Anibal Martín, «mezuca» podría provenir del árabe معزقة  (mi’zaca), que significa «azada»; ya que el término «mezuca» también se aplica al que escarba, o hurga, en las vidas ajenas para obtener información; y «mezucón» sería el aumentativo.

Elucubración etimológica del autor: cabe la posibilidad de que el termino «mezucón» sea el aumentativo de «mezuca», y que este provenga del hebreo «mezuzá», que significa «marco de la puerta o dintel», y que también denomina a un pergamino de contenido religioso que se ponía a la puerta de las casas de los judíos. Así, pudiera ser que se empezase a llamar «mezuca» a los que compartían unas supuestas características de los judíos, o bien a los propios judíos. También pudiera venir de que “mezuza” se refiere al marco de la puerta, y el mezuca, o mezucón, acostumbraba a asomarse a las puertas de las casas de los demás para olisquear, o cotillear. O quizás venga de que como la costumbre judía consistía en tocar la mezuza antes de entrar en las casas, se llamase “mezuza” y después “mezuca” a los que iban por la vida tocándolo todo o intentando entrar en casas ajenas. Puesto que el plural de “mezuzá” es «mezuzot», pudiera ser que «mezucón» provenga directamente de ahí, por los mismos motivos ya expuestos. En apoyo de estas teorías estaría el hecho de que en la zona donde más se emplean los términos «mezuca» y «mezucón», había muchos judíos; la evolución de la grafía de la «z» en el castellano, podría explicar la deformación experimentada hasta llegar a los actuales «mezuca» y «mezucón».


Inglés: nosy, prying, busybody.

Francés: fouineur, commère.

Portugués:  bisbilhoteiro, xereta, enxerido.

Alemán: neugierig, Schnüffler.

Italiano: ficcanaso


Este es el significado de mezucón en el diccionario de español.


Han colaborado: Anibal Martín, Patricia Arias Tabernero, Fernando Canillas, Victor García López-berges,  Maria de los Ángeles López-berges Nuño, Jose Luis García González, Francisco de Asís Garrote Fernández-Díez, Carmen Moreno Torres, Mercedes Galindo.

Metenarices

 Plural: metenarices

ADJETIVO femenino (se usa también como sustantivo)

Definición: se aplica al que tiene la costumbre de meterse donde no le llaman, ya sea para lograr algún fin o beneficio, por simple curiosidad, por un impulso irrefrenable de entrometerse en asuntos ajenos o por simple protagonismo. Dícese de la persona entrometida y curiosona, que se dedica a fisgar en la vida de los demás o en asuntos que no son de su incumbencia. Se dice de la persona que se interesa por los asuntos que no le conciernen. Dícese del que se mete en conversaciones ajenas sin que nadie le invite a ello y sin el beneplácito de los intervinientes. El que mete la nariz, o husmea, en las vidas ajenas. El que tiene costumbre de meterse donde no le han pedido que se meta, para descubrir lo escondido, lo secreto o lo privado. El que trata de intervenir en asuntos en los que nadie le ha pedido que intervenga. El que da su opinión cuando nadie se la pide. El que se entromete en conversaciones, reuniones o asuntos ajenos. El que se dedica a indagar en los asuntos de otras personas, sin que nadie le autorice a ello. El que mete las narices en todas partes para curiosear o entrometerse en asuntos ajenos. El que se inmiscuye en un asunto ajeno, dando opiniones, indicaciones, aconsejando o actuando como mediador, sin que le corresponda, sin tener derecho a ello o sin que nadie se lo haya pedido, y normalmente en contra de la voluntad de los implicados. El que se dedica a fisgar, husmear o revolver en lo que otras personas pretenden mantener oculto. Persona cotilla que va por la vida pendiente de las conversaciones y vidas de los demás, para enterarse de sus cosas. El que indaga en la vida de los demás, rebuscando en sus papeles, cajones o en sus asuntos, de un modo u otro.

Ejemplos: «Jose es un metenarices, siempre está husmeando para ver de qué puede enterarse y luego se lo cuenta a todo el mundo.»; «Juan es un metenarices, y un día se las van a partir.»

Sinónimos y palabras relacionadas: fisgón, curiosón, curioso, entrometido, entremetido, metido, meticón, metiche, husmia, gusmia, mezucón, mezuca, chafardero, cotilla, oliscón, intruso, metomentodo, preguntón, liante, enreda, enrea, cuzo, hocicón.

Palabras enraizadas: meter, nariz, narizotas, narigudo.

ETIMOLOGÍA

Yuxtaposición formada por mete (de meter) y narices (plural de nariz); proviene de la expresión «meter las narices».


Palabra no recogida en el diccionario de la R.A.E., ni en ningún otro diccionario.


Inglés: nosy, prying, busybody.
Francés: fouineur, commère.
Portugués:  bisbilhoteiro, xereta, enxerido.
Alemán: neugierig, Schnüffler.
Italiano: ficcanaso


Este es el significado de metenarices en el diccionario de español

Hurañamente

ADVERBIO DE MODO

Definición: con hurañería o hurañía. De una manera huraña. De forma huraña.

Ejemplos: «Ha vivido hurañamente toda su vida, así que ahora no puede quejarse de morir sin nadie a su lado.»; «Casi no ha comido y se ha comportado hurañamente durante las últimas semanas.»: «Se aisló hurañamente y terminó devorado por sus propios perros, a los que mataba de hambre».

Sinónimos y palabras relacionadas: desconfiadamente, solitariamente, desabridamente, despegadamente.

Palabras enraizadas: hurañohurañería, hurañía.

ETIMOLOGÍA

De huraño y el sufijo adverbial -mente.

Ver huraño


Inglés: unsociably

Francés: farouchement, revêchement

Portugués: insociavelmente


Este es el significado de hurañamente en el diccionario español.

Hurañía

Plural: hurañías

SUSTANTIVO femenino

Definición: lo mismo que hurañería.

Ejemplos: «No te tomes como algo personal que tus compañeros no te hablen, la hurañía es inherente en estos lares»; «Trae, además, una visión no frecuentemente conocida de la verdadera Castilla. Región abandonada a los tópicos de aridez y hurañía, recusada de pobre y seca aspereza de yermo, supuesta en melancólica desnudez de frondas y desdeñoso olvido del agua. Aun los poetas que la cantan sólo quieren ver de ella la tierra parda, el llano triste y las ruinas desmigajándose bajo la crueldad urente del cielo y el abrazo enemigo del hielo. Y sin embargo, ¡qué enorme y plural grandeza la de Castilla!. (José Francés, 1935, España)»; «¿A qué decírselo? No comprendería ni una palabra de tal cosa. Ya me había cansado de la corta e inútil fantasía de hablarle, hablarle. Cohibida de respeto y extrañeza, era vano buscar con palabras a su alcance y caricias simples el modo de aflojarle el nudo de su almita apretada de timidez, de hereditaria hurañía. Me limité a estrecharla más con mi brazo. (Gonzalo Zaldumbide, 1910, Ecuador)»; «Y poco a poco fue helándonos la convicción. El cuarto se dilataba como algo pretérito y ausente. A las once y tres cuartos, con un síncope inesperado nuestra sangre se paralizó. Nuestros ojos se cruzaron una mirada de horrorosa hurañía. (Leopoldo Lugones, 1907, Argentina)»; «Bueno, bueno, mi querido Hillo... ¿de qué estábamos hablando? ¡Ah! ya me acuerdo: de que me gusta el sosiego campestre, esta vida de chateau, esta aristocracia labradora, a la extranjera, porque, pásmate, el vivir un noble en sus propiedades rurales ha venido a ser rareza exótica y hurañía extravagante... (Benito Pérez Galdós, 1899, España)». Fuente: CORPUS RAE

Palabras enraizadas: hurañohurañería, hurañamente.

ETIMOLOGÍA

De huraño.

Ver huraño.


Este es el significado de hurañía en el diccionario español.

Hurañería

Plural: hurañerías

SUSTANTIVO femenino

Definición: repugnancia que uno tiene al trato con gentes. Cualidad de huraño. Carácter de la persona huraña. Actitud huraña.

Ejemplos: «Con la edad, la hurañería se fue apropiando de su carácter.»; 

Sinónimos y palabras relacionadas: esquivez, aspereza, insociabilidad, misantropía, introversión, retraimiento, hosquedad, soledad.

Definición: acción huraña. Acción propia de la persona huraña.

Ejemplos: «Lo de no venir a mi cumpleaños fue una hurañería más de las muchas a que nos tiene acostumbrados»; « - Es triste, además. Siempre está pensativo, aunque nunca de tan mal humor: y te aseguro que tiene un bellísimo corazón. Excepto de ti de nadie le he oído hablar mal. Cualquier cosa le conmueve. Y, en medio de esa aparente esquivez y hurañería, es en el trato íntimo la persona más dulce y complaciente. En fin... (Gertrudis Gómez de Avellaneda, 1832-1833, Cuba)»; «La inocente doncella no entendió; se prestaba mal a la bíblica reminiscencia. Como yo insistiera, me tendió el rústico jarro a fin de que bebiese tomándolo con mis manos. Pedíle que lo empinase ella misma, como en caridad a un fatigado peregrino. Cohibíale la extrañeza de la escena, y temblaba su hurañería bajo su obediencia. Respondiendo a mi empeño con sonrisa constreñida, su gracia sumisa, primitiva, inhábil, dió a mi sed ficticia el agua viva de la fuente. (Gonzalo Zaldumbide, 1910, Ecuador)». Fuente: CORPUS RAE

Palabras enraizadas: huraño, hurañíahurañamente.

ETIMOLOGÍA

De huraño y el sufijo -ería.

Ver huraño.

Palabra no recogida en la edición actual del diccionario de la RAE.; aunque sí que se recogía en la edición de 1780.


Inglés: unsociableness, hermit

Francés: misanthropie, asociabilité

Portugués: insociabilidade

Alemán: Asozialität

Italiano: asocialità


Este es el significado de hurañería en el diccionario español



Huraño, huraña

Plural: huraños, hurañas

1._Definición: que huye y se esconde de la gente. El esquivo, que se aparta de todos y huye de la gente. El que siente repugnancia o aversión al trato con la gente. La persona retirada, que se aparta de todos y huye las reuniones y conversaciones, sin tener amistad con nadie. Aplícase a la persona que evita a la gente o huye del trato o de la conversación con los demás. Persona reacia a tratar con la gente, ya sea por miedo, timidez, recelo, repugnancia o incomodidad. Persona insociable, de difícil trato y áspera. El adusto, arisco, indócil, áspero, desabrido, despegado en el trato. El intratable o esquivo. Dícese de la persona esquiva, recatada, que se recela de todos. Persona que no está acostumbrada a tratar con la gente y a la que no le resulta natural el trato social. Persona solitaria a la que el trato con la gente le produce desasosiego y que por eso lo evita; lo que no es incompatible con que, en los círculos más íntimos, se muestre agradable y afectuosa. Se dice de las personas ásperas y desapacibles en el trato y con tendencia al aislamiento. A menudo se aplica a las personas poco sociables, que tienen un carácter áspero y que rechazan las muestras de cariño. Aquel que tiene tendencia a la soledad y al que el trato con las personas le resulta desagradable, mostrándose arisco u hosco en las escasas interacciones sociales a que se ve obligado a tener. El que está más a gusto consigo mismo que rodeado de gente y que, en consecuencia, tiende a aislarse de los demás.

Ejemplos: «- ¿Qué ha sucedido, Fernando, que así ha cambiado tan repentinamente tu condición? Aún no hace muchos días, afligíame tu carácter un poco ligero y sobradamente despreocupado, hoy te veo áspero, concentrado y huraño; me ves muy poco, aunque sabes necesito más que nunca de la asistencia y del apoyo de los míos; tu amigo y primo don Luis se queja también de que pareces esquivar su trato y compañía. Explícate, hijo mío, ábreme tu corazón y dime si hay aquí algo que te disguste, y si es que está en mi mano el remediarlo. (José Milla y Vidaurre, 1967, Guatemala)»; «Escoged cautelosamente a la víctima, que debe ser más o menos bien parecida. Rodeadla de atenciones y cuidados, de tal manera que le infundáis confianza. Decidle con frecuencia:- Oh, qué difícil es encontraros.- ¿Por qué no venís por casa?- No sé por qué sois tan. huraño. Luego procurad que os visite y presentadle a vuestra hermosa señora. Querida mía: he aquí a mi mejor amigo. Quiero que seáis como hermanos el uno para el otro. Y hacedlos que se tiendan las manos un momento. Entonces poneos en guardia, atisbándoles, acariciándoles, mirándoles con sigilo a través de las cerraduras. Y cuando vuestro tiempo haya llegado, abrid violentamente una puerta cualquiera, haced irrupción brusca en la cámara, gritad: "Canallas, cobardes." Y disparad vuestro revólver acto continuo hasta vaciar toda la carga. Enseguida despeinaos. Enseguida congestionaos. Enseguida desorbitaos y desgarraos las vestiduras. Enseguida volad a la Comisaría de turno y alzando los brazos en la misma forma en que los sapos tienen las patas, confesad [...]. (Pablo Palacio, 1932, Ecuador)»; «Guiado de una y otra sensación, fue avanzando lentamente y estremecido entre las sombras misteriosas, y casi resonaban más altos los latidos de su corazón que el murmullo, cada vez más claro, que turbaba el silencio de aquella soledad. A cada paso temía el mancebo ser detenido por una voz cavernosa y bronca, o tropezarse con un viejo de horrible catadura, huraño, ceñudo, enemigo de los hombres, de quienes tantos agravios tenía que vengar, divinidad tutelar de aquel averno, especie de sátiro o demonio, guarda maligno del subterráneo. (Francisco Navarro Villoslada, 1849, España)»; «Ninguno de mis hijos se parece a mí. En primer lugar, todos tienen más energías que yo, parecen siempre más decididos, no están acostumbrados a dudar. Esteban es el más huraño. Todavía no sé a quién se dirige su resentimiento, pero lo cierto es que parece un resentido. Creo que me tiene respeto, pero nunca se sabe. Jaime es quizá mi preferido, aunque casi nunca pueda entenderme con él. Me parece sensible, me parece inteligente, pero no me parece fundamentalmente honesto. Es evidente que hay una barrera entre él y yo. A veces creo que me odia, a veces que me admira. Blanca tiene por lo menos algo de común conmigo: también es una triste con vocación de alegre. Por lo demás, es demasiado celosa de su vida propia, incanjeable, como para compartir conmigo sus más arduos problemas. Es la que está más tiempo en casa y tal vez se sienta un poco esclava de nuestro desorden, de nuestras dietas, de nuestra ropa sucia. Sus relaciones con los hermanos están a veces al borde de la histeria, pero se sabe dominar y, además, sabe dominarlos a ellos. Quizá en el fondo se quieran. (Mario Benedetti, 1960, Uruguay)»; «Necio de tres altos, galán boquirrubio, que ignoras en hembras trato, estilo y uso. Si por la que adoras hecho un mameluco sufres del amor flechas, dardos, chuzos. En cuya presencia, preciado de suyo, pierdes con mirarla brío, aliento y pulsos. Y ella muy mirlada con altivos humos, el rostro te muestra hosco, huraño y turbio. Y tras desengaños, que te hadado muchos, gastas en servirla meses, años, lustros. Sabe tonto amante, pues que no estás ducho, que á dineros venden gozo, risa y gusto. Favor hallarás, tal vez importuno, que al dártele pongan fuerza, aprieto y pujo. (Alonso de Castillo Solorzano, 1625, España)»; «En medio de tantos desalentados y arrepentidos, de tantos debilitados y amargados, el Implacable de ayer se negaba a toda claudicación, solitario y huraño, tallado de una pieza, afirmando que si la Historia, dando un salto atrás, lo volviera a situar ante las contingencias vividas, actuaría exactamente como antes. (Alejo Carpentier, 1962, Cuba)». Fuente: CORPUS RAE

Sinónimos y palabras relacionadas: insociable, zahareño, arisco, montaraz, asocial, solitario, adusto, desabrido, agreste, áspero, despegado, intratable, esquivo, misántropo, hurón, furo, búho, chuncho, cenaoscuras, desconversable, hosco, huerco, retraído, hirsuto, huidizo, ermitaño, introvertido.

2._Definición: que es propio o característico de las personas hurañas.

Ejemplos: «Pedro tiene un carácter huraño».

Palabras enraizadas: hurañeríahurañíahurañamente.

ETIMOLOGÍA

Según la RAE: del latín foraneus (forastero), con influencia de hurón.

Universal vocabulario en latin y en romance (1490), del cronista Alfonso de Palencia. no recoge el término.

Diccionario de latín-español (1492) de Elio Antonio de Nebrija: no recoge el término.

Vocabulario español-latino de Elio Antonio de Nebrija, de 1495: no la recoge.

Vocabulario de las dos lenguas toscana y castellana (1570), de Cristobal de las Casas: no recoge el término.

Diccionario muy copioso de la lengua Española y  Françesa  (1604), de Ioan Palet: no recoge el término.

Tesoro de la Lengua Castellana, de 1611, de Sebastian de Covarrubias Orozco. HURAÑO: el esquivo que se recata de todos, y huye de la gente, estrañandose, rezelandose della. Dixose segun algunos, quasi furaño, quia furtim appareat. Otros quasi zurano, que vale bravo: y asi dezimos paloma zuraña a la paloma brava; pero los q tienen mas noticia de la lengua Arabiga, le dan origen de Huraz, que vale recatado: y desta mesma raiz es arisco, dicho en Arabigo hariz. Los que escriven este nóbre sin aspiracion,  Vraño/ dizen traer origé de vro vna cierta especie de buei salvaje, o toro; pero de mayor cuerpo, y de gran ligereza. Del qual haze mencion Cesar lib. 6 belli Gallici. Y entre otras cosas dize del ser indomable e por estas palabras: Sed assuescere ad homines & mansuefieri, nec paruuli quidem excepti possunt: y por esquividad deste animal llamamos de Vei vraños a los que huyen y se recatan, y nunca se assegurá. Antonio Nebriss. foraña cosa, quasi  fiera, o zahareña, ferus. a.um. URAÑO: el hombre retirado que se recata de todos, y huye las juntas y conversaciones, sin tener amistad con nadie: sospecho averse dicho de vro, animal salvaje feroz, e indomito, del cuerpo y talle de un toro, algo mayor, es velocisimo, y sintiendo gēte huye. Este animal descriue Cesar lib. 6. belli Gallici, hablando de las fieras q se criá en la selva herycina, o hercynia.

Origen y etimologia de todos los vocablos originales de la lengua castellana, de Francisco del Rosal ¿1611-1614?. HURAÑO: como forano o foraneo, que quiere decir forastero ò cosa de fuera, porque es propio de estos ser huraños y encogerse, que el antiguo llamó foraño.

Diccionario Castellano y Portuguez (1721), de Raphael Bluteau. HURAÑO: bravo, indomavel.

Diccionario de Autoridades, de 1732. HURAÑO, ÑAadj. Esquívo, recatado, que se rezela de todos: lo que se entiende no solo del hombre, sino tambien del bruto, que no está acostumbrado a ver gente. Covarr. da a esta voz varias etymologías; pero lo más verisimil parece se dixesse quasi Furáño, cuya voz era usada antiguamente, y la trahe Nebrixa en su Vocabulario, la qual traduce Ferus, a, um.Latín. Asper. Difficilis. CERV. Quix. tom. 2. cap. 25. Está yá tan montaraz y tan huráño, que quando llegué a él se fue huyendo, y se entró en lo más escondido del monte.

Diccionario de la lengua Castellana de 1780, de la Real Academia de la Lengua Española: HURAÑO, ÑAadj. Esquívo, recatado, que se recela de todos; lo que se entiende no solo del hombre, sino tambien del bruto, que no está acostumbrado á ver gente. Furaño se decía antiguamente. Asper, difficilis. HURAÑERÍA: s.m. Lo mismo que esquivez. Asperitas. HURAÑAMENTE: adv. m. Con hurañería. Asperè.

Diccionario castellano de P. Esteban de Terreros y Pando, (1786-1793). 
HURAÑO: intratable, esquivo. Fr. farouche. Lat. Feroz, asper. It. Feroce. Basc. Urañoa. V. Desdeñoso.

Diccionario de la Lengua Castellana (1822), de Melchor Manuel Núñez de Taboada. HURAÑO, ÑA: Que huye y se esconde de la gentes. 
HURAÑÍA: s. f. Repugnancia al trato de gentes. 
HURAÑERÍA: s. f. V. Hurañía. HURAÑAMENTE: adv. desconfiadamente ó con desden.

Diccionario de la lengua Castellana, de 1832, de la Real Academia de la Lengua Española. 
HURAÑO, ÑAadj. El que huye y se esconde de la gentes. Ferus, asper, difficilis. HURAÑÍA: f. Repugnancia que alguno tiene al trato de gentes. Duritas, misantropía.

Diccionario nacional, o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española, de Ramón Joaquín Domínguez (1847). HURAÑO, ÑA: adj. Adusto, arisco, ceñudo, indócil; áspero, desabrido, despegado en el trato, que huye y se esconde de las gentes. Dicese también de las acciones de estas personas.    HURAÑAMENTE: adv. de mod. Con hurañería, de una manera huraña. HURAÑERÍA: s. f. Carácter de la persona huraña. || Acción huraña. HURAÑÍA: s.m. inus. V. Hurañería.

Diccionario de la lengua Castellana, de 1852, de la Real Academia de la Lengua Española: repite las definiciones de la edición de 1832.

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Española (1853), de Gaspar y Roig. HURAÑO: adj. se aplica a la persona que huye y se esconde la gente. HURAÑERÍA o HURAÑÍA:  s. f. Repugnancia que alguno tiene al trato de gentes. HURAÑAMENTE: adv. Con hurañía.

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Castellana, de Elías Zerolo (1870). HURAÑO, ÑA: (De hurón.) Que huye y se esconde de la gentes. «Está ya tan montaraz y tan huraño, que cuando llegué á él se fue huyendo y se entró en lo más escondido del bosque» (CERV.) HURAÑÍA: (De huraño.) f. Repugnancia que uno tiene al trato de gentes. HURAÑERÍA: f. 1. Carácter de la persona huraña. 2. Acción huraña. HURAÑAMENTE: adv. de m. Con hurañía.

Diccionario General Etimológico de la Lengua Española, de 1880, de Roque Barcia Martí. HURAÑO, ÑA: El que huye y se esconde de la gentes. Etimología. 1. Del antiguo furaño, simétrico de foráneo; de fuera, esto es, del campo, agreste, inculto. 2. De hurón. (Academia.) HURAÑÍA: f. Repugnancia que alguno tiene al trato de gentes. Etimología. De huraño. (Academia.). HURAÑERÍA: femenino. Carácter de persona huraña. HURAÑAMENTE: adverbio de modo. Con hurañería. Etimología. De huraño, y el sufijo adverbial mente.
 
Diccionario de la R.A.E. de 1899, decimotercera edición. 
HURAÑO, ÑA: (de hurón). adj. Que huye y se esconde de la gentes. HURAÑÍA: (de huraño) f. Repugnancia que uno tiene al trato de gentes. 

Diccionario de la Lengua Española de José Alemany y Bolufer (1917). HURAÑO, ÑA(quizá del mismo origen que hurón). adj. Que huye y se esconde de las gentes. HURAÑÍA: (de huraño). f. Repugnancia que uno tiene al trato de gentes. HURAÑERÍA: f. Hurañía. HURAÑAMENTE: adv. m. Con hurañía.

Diccionario Etimológico Español e Hispano, de Vicente García de Diego (1954): no recoge el término.


Inglés: unsociable

Francés: farouche, revêche

Alemán: ungesellig

Portugués: insociavel

Italiano: scontroso, asociale


Esta es la definición de huraño

Gusmia

 Plural: gusmias

ADJETIVO masculino y femenino. (Se usa también como sustantivo).

Variante de husmia; se utiliza en Salamanca, y en algún otro lugar, como variante de husmia, en su primera acepción; también se emplea en Asturias, y en algún otro lugar, con el mismo significado que husmia, en su segunda acepción. 

Ver husmia


Este es el significado de gusmia en el diccionario español

Husmia

Plural: husmias

ADJETIVO masculino y femenino. (Se usa también como sustantivo).

(Se puede escribir usmia, usmias o husmias; en Salamanca se dice también gusmia). 

1._Definición: (Sobre todo en Salamanca, Valladolid, y en algunas partes de Ávila, Zamora, Cáceres, León y Palencia; también se utiliza en Madrid y otros lugares). Tacaño, rácano,  roñoso, avaro. El sentido de husmia como tacaño proviene de que la gente que se dedica a husmear u olisquear para ver de donde puede sacar tajada, a menudo es gorrona, avariciosa y tacaña. Dícese de aquellos egoístas que siempre van buscando cómo aprovecharse de los demás. El que anda a ver si puede aprovecharse de alguien o de algo. Persona escasamente, o nada, generosa. Dícese del que escatima en el gasto, aun en lo imprescindible, a pesar de podérselo permitir. Se dice de aquellas personas que siempre se escaquean a la hora de pagar. El que, habiendo sido atendido en otras ocasiones, vuelve, abusivamente, para que otra vez le den lo que quiere. El que se dedica a ir olisqueando para detectar dónde se guisa, o dónde huele a comida, para después lograr que le conviden. El que va olisqueando o buscando cosas o circunstancias favorables para sacar un provecho, a menudo de forma ruin. El que de forma astuta o subrepticia va buscando la forma de sacar partido de las situaciones, a menudo a en perjuicio de otros. Dícese de la persona que es poco generosa y que no comparte sus cosas, y si lo hace, es de mala gana y de forma escasa. Se aplica a las personas poco espléndidas o avariciosas. Se dice de aquel que come de forma ansiosa no dejando nada, o casi nada, para el resto de los comensales. El que pide o toma de otro, de forma abusiva y ansiosa.

Ejemplos:  “No seas husmia y dame un cigarrillo“; “Le he pedido pipas, y el muy husmia me ha dado una”; “La chavala me dijo esta noche que hace días le parecía sentir el chaval, pero que hoy, en las carreras, está fija. La panoli que me iba a reír, pero que la criatura pateaba cuando los rotos lo hacían y que cuando ellos lo dejaban la criatura paraba quieta. Por no enojarla le dije que todo es posible. Luego me salió con que qué había perdido y ya le dije que nada, que pagó la tía. Dice la chavala que la tía es generosa y, para mí, que sí que lo es; lo que sucede es que tiene al lado al husmia ese que la come la voluntad. No quise decirle nada de que la tía me agarraba del brazo y me cogía por el cuello y me hablaba al oído, porque a lo mejor ni lo entiende y va a interpretarlo de otra manera. (Miguel Delibes, «Diario de un emigrante», 1958)”.

Palabras relacionadas y sinónimos: gusmia, usurero, tacaño, rácano, roñoso, roña, roñas, roñica, rata, ratilla, miserable, agarrado, pesetero, peseto, avaro, avaricioso, avariento, mezquino  usurario, egoísta, ruin, codicioso, gorrón, gañotero.

2._Definición: (en Asturias se dice gusmia). Fisgón, oliscón. El que anda indagando e inquiriendo para saber las cosas ocultas, sacándolas por conjeturas y señales. El que anda a la husma. El que está al husmo. El que se anda al husmo. El que está al acecho, esperando la ocasión propicia para lograr un fin, a menudo ruin. El que husmea o rastrea algo que le interesa, el que se dedica a indagar una cosa con arte y disimulo. El que curiosea o intenta indagar sobre un asunto. El que mete las narices en todas partes o en asuntos ajenos y rebusca. El que trata de averiguar o conseguir aquello que le interesa. El que husmea o busca con cuidado alguna cosa. El que intenta enterarse de cosas o asuntos que no le conciernen, aunque sí que le interesan por algún motivo. El que lo husmea todo. El que va por ahí curioseando o intentando indagar sobre un asunto. El que hurga y revuelve las cosas ajenas. Persona curiosa que quiere enterarse de todo y lo hace con precaución. El que curiosea o investiga un asunto, discurriendo de un indicio en otro, a menudo para sacar beneficio, o por insana curiosidad. Metomentodo, entrometido. El que tiene costumbre de meterse donde no le llaman. Persona que intenta averiguar y descubrir lo escondido y secreto. El que mira y escucha sin ser visto, y sin que nadie se entere, para enterarse de cosas ajenas. Persona que todo lo mira y olfatea. Persona curiosona que hace demasiadas preguntas para enterarse de cosas que su interlocutor no quiere desvelarle. El que se mete en los asuntos y conversaciones de los demás, con la intención de enterarse de cosas que le interesan para sus propios fines. El que anda indagando temas de los demás, rebuscando en sus papeles o cosas particulares.

Ejemplos: «Estoy harto de que el husmia de tu hermano se presente en casa todos los días a la hora de comer»; «El muy husmia no ha parado hasta enterarse de lo nuestro”».

Palabras relacionadas y sinónimos: fisgón, fisgador, husmeador, oliscón, cuzo, entremetido, entrometido, chafardero,  metomentodo, cotilla, curiosón, curioso, acechador, hurón, preguntón, mezucónmetenarices, hurgón, hocicón.

3._Definición: el que olisquea o rastrea con el olfato alguna cosa. El que sigue una pista por el olor. El que husmea o husma. El que va de un lado a otro buscando con el olfato. 

Palabras enraizadas: husmear, husmeador, husmeo, husma, husmo, husmar, husmeadorcillo, usmar, gusmia.

ETIMOLOGÍA

Probablemente de la antigua forma verbal husmar (husmear), que proviene del griego osme (olor).

Término no recogido en el diccionario de la R.A.E.

Universal vocabulario en latin y en romance (1490), del cronista Alfonso de Palencia: no recoge el término.

Diccionario de latín-español (1492) de Elio Antonio de Nebrija: no recoge el término.

Vocabulario español-latino de Elio Antonio de Nebrija, de 1495: no la recoge.

Vocabulario de las dos lenguas toscana y castellana (1570), de Cristobal de las Casas: no recoge el término.

Diccionario muy copioso de la lengua Española y  Françesa  (1604), de Ioan Palet: no recoge el término.

Tesoro de la Lengua Castellana, de 1611, de Sebastian de Covarrubias Orozco. 
HUSMAR: ir rastreando con el olfato alguna cosa, como hace el perro de ca
ç
a; y dixose asi del sonido q haze con el hocico y narizes, atrayedo el aire para dentro con alguna fuer
ç
a; lo q tambien hazen los hombres golosos; y tomase metaforicaméte algunas vezes por sospechar y barruntar, discurriendo de un indicio en otro, los cuales da olor a la cosa que se inquiere. USMAR: este vocablo es antiguo Español, y vale tanto como oler o sacar de rastro, por el olfato, es nombre griego derivado de [...], hosmes, odor, olfatus.

Origen y etimologia de todos los vocablos originales de la lengua castellana, de Francisco del Rosal ¿1611-1614?: no recoge el término.

Diccionario Castellano y Portuguez (1721), de Raphael Bluteau. HUSMAR o HUSMEAR: tomar o faro

Diccionario de Autoridades, de 1732. HUSMEAR:  v. a. Rastrear con el olfato alguna cosa buscándola, como hace el perro quando busca la caza. Formose este verbo del sonido que se hace con las narices, para atraher el áire hácia adentro, segun siente Covarr. Latín. Redolere. Odore investigare. PIC. JUST. f. 12. Ando echándola hurones, que husmeen los demeritos que la acarrearon la mácula. || Metaphoricamente se toma por sospechar y barruntar, discurriendo de un indicio en otro. Trahelo en este sentido Covarr. en su Thesoro. Latín. Redolere. || Significa assimismo empezar a oler mal alguna cosa, especialmente la carne. En este sentido es verbo neutro. Latín. Foetere. HUSMEADOR s. m. El que husmea o busca con cuidado alguna cosa. Latín. Redolens. HUSMEADO, DA: part. pass. del verbo Husmear en sus acepciones. Latín. Redolitus.   HUSMEADORCILLO       s. m. Dimin. Lo mismo que Husmeador. PIC. JUST. f. 168. Los pisaverdes husmeadorcillos, que por allí andaban de ojeo, como veían una muger sola, pensaban que había caza.  HUSMO: s. m. El olor que despiden de sí las cosas de carne: como el tocíno, carnero, perdiz, &c. que regularmente suele ser de estar ya empezadas a passar de sazón. Latín. Odor. Foetor. || Estar al husmo. Phrase que significa estar esperando la ocasión de lograr su intento. Es tomado de los perros, quando por el olfato sacan y levantan la caza. Latín. Tempus opportunum, # horam venari. || Venirse, o andarse al husmo. Phrases, que significan andar inquierendo para saber las cosas escondidas, sacándolas por conjetúras y señales que se vén y observan: Y tambien significan andar tras de lo que se solicita, motivado de haber sido atendido en otras ocasiones. Latín. Odore investigare. Odorem insequi. QUEV. Cuent. El otro hermanillo que sevenía al husmo, se hizo mequetrefe y faráute del negócio.

Diccionario de la lengua Castellana de 1780, de la Real Academia de la Lengua Española. HUSMEADO, DA: p.p. de husmear. HUSMEADOR: s.m. El que husmea, ó busca con cuidado alguna cosa. Redolens. HUSMEADORCILLO: s. m. d. de husmeador. HUSMO: s. m. El olor que despiden de sí las cosas de carne: como el tocíno, carnero, perdiz, &c. que regularmente suele ser de estar ya empezadas a pasar de sazón. Odor. Foetor. || Estar al husmo. f. met.  que significa estar esperando la ocasión de lograr su intento.  Tempus opportunum, et horam venari. || Venirse, o andarse al husmo. f. met., que significan andar inquierendo para saber las cosas escondidas, sacándolas por conjetúras y señales que se ven y observan; y tambien significan andar tras de lo que se solicita, motivado de haber sido atendido en otras ocasiones.  Odorem insequi. 

Diccionario castellano de P. Esteban de Terreros y Pando, (1786-1793). 
HUSMEADOR: averiguador, V. y huron en esta acepcion. 
HUSMEADORCILLO: dimin. de husmeador, V. HUSMEAR: averiguar, huronear,?V. en este sentido. Husmear: empezar a oler mal alguna cosa, V. Heder. Fr. commencer á sentir mauvais. Lat. Foetere. Basc, ufandu. Otros lo toman por oler, como verbo activo. V. Sobr. HUSMEADO: part. pas. HUSMO: humillo, olor, olorcillo, y fetor, o hedor, V. Andar al husmo, al humillo, otear, oler lo que pasa, averiguarlo, conjeturarlo, acecharlo.

Diccionario de la Lengua Castellana (1822), de Melchor Manuel Núñez de Taboada. HUSMA: (andar á la). fam. Andar inquiriendo para saber las cosas ocultas, sacándolas por conjeturas y señales. HUSMADO: p.p. de husmar. HUSMAR: v. a.  ant. V. Husmear. HUSMEADO: p:p. de husmear. HUSMEADOR, RA: s.m. y f. El  que husmea. HUSMEAR: v. a. Rastrear con el olfato alguna cosa. || Met. fam. Andar indagando una cosa con arte y disimulo. || n. Empezar á oler mal una cosa, especialmente la carne. HUSMO: s. m. Olor que despiden de sí las cosas que ya empiezan á pasarse. || Estar al husmo. Estar esperando la ocasión de lograr su intento.

Diccionario de la lengua Castellana, de 1832, de la Real Academia de la Lengua Española. 
HUSMA: (andar á la). Fr. fam. Andar inquiriendo para saber las cosas ocultas sacándolas por conjeturas y señales. Conjectari. HUSMAR: a. ant. Husmear. HUSMEADOR, RA: m. y f. El  que husmea. Odoratu investigans. HUSMEAR: a. Rastrear con el olfato alguna cosa. Odoratu investigare, inquirere, olfacere || Met. fam. Andar indagando una cosa con arte y disimulo. Cautè investigare. || n. Empezar á oler mal una cosa, especialmente la carne. foetere HUSMO: m. Olor que despiden de sí las cosas de carne; como tocino, carnero, perdiz, etc., que regularmente suele provenir de que ya empiezan á pasarse. Odor, foetor || Estar al husmo. fr. Estar esperando la ocasión de lograr su intento. Investigare.
 
Nuevo Diccionario de la Lengua Española, de 1847 de D. Vicente Salvá: repite las definiciones de la edición de 1832 del diccionario de la R.A.E.; y añade HUSMEADORCILLO: m. y f. de husmeador.

Diccionario nacional, o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española, de Ramón Joaquín Domínguez (1847)HUSMA: (andar á la). fras. fam. Andar indagando ó inquiriendo para saber las cosas ocultas, sacándolas por conjeturas y señales. HUSMAR: v. a.  ant. V. Husmear. HUSMEADO: p:p. de husmear. HUSMEADOR, RA: s.m. y f. La persona que husmea. HUSMEANTE: part. pres. de Husmear. Que husmea. HUSMEAR: v. a. Rastrear  alguna cosa con el olfato; seguir la pista por el olor || Fig. fam. Andar inquiriendo ó indagando disimuladamente alguna cosa. || n. Comenzar á oler mal la carne ú otra cosa. HUSMO: s. m. Olor peculiar que despiden de sí las carnes que sirven de alimento, como el tocino, el carnero, la gallina etc. Producido generalmente por una putrefacción incipiente. || Estar al husmo. Estar aguardando la propicia ocasión de lograr lo que se desea.

Diccionario de la lengua Castellana, de 1852, de la Real Academia de la Lengua Española: repite las definiciones de la edición de 1832 del diccionario de la R.A.E.

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Española (1853), de Gaspar y Roig. HUSMA: (andar á la). fr. fam. Andar inquiriendo para saber las cosas ocultas, sacándolas por conjeturas y señales. HUSMAR: v. a.  ant. Husmear. HUSMEADOR: adj. s.  El  que husmea. HUSMEAR: v. a. Rastrear alguna cosa por el olfato. || Met. fam. Andar indagando una cosa con arte y disimulo. || n. Empezar á oler mal una cosa, especialmente la carne. HUSMO: s. m. Olor que despiden de sí las cosas de carne, como tocino, carnero, perdiz, etc, que regularmente suele provenir de  que ya empiezan á pasarse.-fr. || Estar al husmo. Estar esperando la ocasión para lograr su intento.

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Castellana, de Elías Zerolo (1870). HUSMA: f. 1 Husmeo. 2. Andar uno á la husma. fr. fig. y fam.  Andar inquiriendo para saber las cosas ocultas, sacándolas por conjeturas y señales. HUSMAR: a. ant. Husmear. HUSMEADOR, RA: adj. y s. Que husmea. HUSMEADOR, RA: adj. y s. Que husmea. HUSMEAR: [De husmo] a. 1. Rastrear con el olfato una cosa. 2. dif. y fam. Andar indagando una cosa con arte y disimulo. || m. Empezar á oler mal una cosa, especialmente la carne. HUSMEO: m.  Acción y efecto de husmear. HUSMO: m. 1. Olor que despiden de sí las cosas de carne, como tocino, carnero, perdiz, etc., que regularmente suele provenir de que ya empiezan á pasarse. 2. Estar uno al husmo. fr. fig. Estar esperando la ocasión de lograr  su intento.

Diccionario General Etimológico de la Lengua Española, de 1880, de Roque Barcia Martí. HUSMA: (andar á la). Frase familiar. Andar inquiriendo para saber las cosas ocultas, sacándolas por conjeturas y señales. Etimología. De husmo. HUSMAR: activo anticuado. Husmear. HUSMEADOR, RA: adj. Que husmea. Ú.t.c.s. HUSMEAR: activo.  a. Rastrear con el olfato alguna cosa. || Metáfora familiar. Andar indagando una cosa con arte y disimulo. || n. Empezar á oler mal una cosa, especialmente la carne. Etimología. De husmo. Etimología. Catalán. Farumejar. HUSMEO: m. La acción y efecto de husmear. HUSMO: m. Olor que despiden de sí las cosas de carne; como perdiz, etc., que regularmente suele provenir de que ya empiezan á pasarse. || Estar al husmo. frase.. Estar esperando la ocasión de lograr lo que se desea. Etimología. Del griego [...], husmo. Catalán, farum.
 
Diccionario de la R.A.E. de 1899, decimotercera edición. HUSMA: (Del ár. [...], hazima, oler mal.) f. Husmeo. || Andar uno á la husma. fr. fig. fam. Andar inquiriendo para saber las cosas ocultas, sacándolas por conjeturas y señales. HUSMAR: a. ant. Husmear. HUSMEADOR, RA: adj. Que husmea. Ú.t.c.s. HUSMEAR: (De husmo.) a. Rastrear con el olfato una cosa. || fig. y fam. andar indagando una cosa con arte y disimulo. || n. Empezar á oler mal una cosa, especialmente la carne. HUSMEO: m. acción y efecto de husmear. HUSMO: m. Olor que despiden de sí las cosas de carne, como tocino, carnero, perdiz, etc., que regularmente suele provenir de que ya empiezan á pasarse. || Estar uno al husmo. fr. fig. y fam. Estar esperando la ocasión de lograr su intento.

Diccionario de la Lengua Española de José Alemany y Bolufer (1917).  HUSMA: (del gr. osmé, olor). f. Husmear. HUSMAR: (de husma). c. a. ant. Husmear. HUSMEADOR, RA: adj. Que husmea. Ú.t.c.s. HUSMEAR:  (de husmo). v.a. Rastrear con el olfato una cosa. || fig. y fam. Andar indagando una cosa con arte y disimulo. || v.n. Empezar a oler mal una cosa, especialmente la carne. HUSMEO: m. Acción y efecto de husmear. HUSMO: (de husmar). m. Olor que despiden de sí las carnes, como tocino, carnero, perdiz, etc., que regularmente suele provenir de que ya empiezan a pasarse.

Diccionario Etimológico Español e Hispano, de Vicente García de Diego (1954): HUSMA: acción de inquirir. De husmar. HUSMAR: husmear. Del latín osmare. HUSMEAR: rastrear, inquirir, buscar. De husma. HUSMO: olor. De husmar.

En el “Diccionario General de la Lengua Asturiana” se recoge el término “gusmia” con el significado de “1.Husma. Acecho. 2. Persona que todo lo mira y olfatea. El que anda a la gusmia, oliendo donde guisan.”. Asimismo encontramos “gusmiu, a,o” definido como “Curiosa, que todo lo husmea (una persona). Falsa y solapada en su proceder, cínica y cabizbaja (una persona)”. También encontramos la voz “GUSMIÓN, ONA”, que define como: 1. Que gusmia o gazmia. 2. Que lo husmea todo. Fisgón, husmeador. Curioso. Incluye también las variantes: guzmión, gazmión. Recoge también el término “gusmiar”, definido como: 1. Husmear, olfatear. Gulusmear, andar oliendo o comiendo algo de lo que se guisa. 2. Husmear. Husmear, atisbar. Atisbar, oler donde se guisa. Husmear, indagar. Husmear, fisgar. Olfatear. Husmear o rastrear algo que conviene, indagar con arte y disimulo una cosa que interesa “Pasa los días enteros hurmeando lo que non-y emporta”Revolver, fisgar. Curiosear. Revolver, hurgar en lo que no importa. Hurgar, revolver, entrometerse. Entrometerse [Lln (/husmiar ‘averiguar. husmear’).] 3. Imaginar, presentir. 4. Lograr, conseguir, buscársela. Además recoge como variantes de “gusmiar”: agusmar, agusmiar, guzmiar, husmiar, gurmiar, gazmiar, usmiar, usmear.

En el “Lexicón abiertu de la llingua asturiana” se recoge el término “gusmia”, plural “gusmies”, como forma nominal de “gusmiar”

La Academia de la Llingua Asturiana, en su “Diccionario de la Llingua Asturiana”, recoge la expresión “andar a la gusmia”, que define como “gusmiar”. También recoge el término “gusmia”,  definiéndolo como “aición y efeutu de gusmiar”. Asimismo encontramos el verbo “gusmiar” con el significado de “v.fam. Andar [d’un llau pa otru bucando col olfatu]. 2. Caciplar, metese [ n’asuntos ayenos]. 3. Esclucar, mirar y escuchar [ensin ser vistu, ensin que naide s’entere pa llegar a saber daqué]. 4. Albidrar, tener la idea de [daqué enfotándose en dalgo que nun se sabe cierto]. Tambien recoge “guzmiar” y “gazmiar”, como variantes de “gusmiar”.

En el “Diccionario Chistabino-Castellano” encontramos la palabra “guzma”, que define como: f. gula || Origen. osmare, como el castellano husmear y catalán ensumar | gascón üsma (cf. ixolomar) | cf. también asturiano gusmia “el que anda a la gusmia, oliendo donde guisan (DECH, s.v. husmear). Nota: El chistabino es el dialecto aragonés hablado en Gistaín, en el valle de Gistau.

En el “Vocabulario de Palabras y Frases Bables”, de 1891, escrito por Apolinar de Rato y Hevia, encontramos los términos “gusmia”, en el sentido de “el que anda a la gusmia, oliendo donde guisan”, y “gusmiar”, con el significado de “atisbar, goler onde guisen”. 

En el “Diccionario de Ahigal (Cáceres)”, de 2019,  escrito por Jose María Dominguez Moreno, encontramos la palabra “gusmia”, sinónimo y variante de “gumia”, que define como “ 1. Multitud, gentío, muchedumbre. 2. Grupo de personas con aviesas intenciones.”. También encontramos el término “gusmiar”, que define como “husmear”.

En la localidad de Villapún (Palencia), encontramos entre los localismos propios de la zona el término “gusmia”, con el significado de “entrometido, fisgón, oliscón”; y también la palabra “gusmear”, en el sentido de “husmear, olisquear, espiar”. (Ver Villapún.es)

Encontramos una respuesta de Fundéu R.A.E., que dice que en zonas de Castilla y León, Extremadura y otros lugares, husmia se interpreta como “metomentodo”, “Que mete las narices en todas partes y rebusca” (emparentado con el verbo husmear) o “ruin”. También se usa para referirse a una persona que es antipática, ruin o que suele estar siempre de malhumor.



Inglés: stingy, tight, scrooge, lazy. || nosy, prying, busybody.
Francés: avare, radin, rat, pingre. || fouineur, commère.
Portugués: sovina, avaro, avarento. || bisbilhoteiro, xereta, enxerido.
Alemán: geizig, geizhals. || neugierig, Schnüffler.
Italiano: avaro, tacagno, gretto, spirlocio. || ficcanaso.


Este es el significado de husmia

Han colaborado: Carmen Moreno Torres, Maria de los Ángeles López-berges Nuño, Jose Luis García González, Francisco de Asís Garrote Fernández-Díez, Patricia Arias Tabernero, Mercedes Galindo, Fernando Canillas,  Juan José Estepa García, Maria Begoña Peris Martínez, Susana del Amo, Victor García López-berges, Jose.