Hogaño

También se emplea la variante “ogaño”

ADVERBIO de tiempo

1._Definición: en el año presente. Este año, o en este año. En el año corriente, o el año corriente.

Ejemplos: “En los nidos del otro año no habrá pájaros hogaño. (Agustín de Rojas Villadrando, 1603, España)”; “Llegó en esto un labrador, y le hizo entrar diciendo: - Este hombre, señor caballero, es cuñado mío, hermano de mi difunta. Me casé hace dieciséis años, y nos dieron a mí un campo y a ella otro; y entre los dos, que los sembré aquel año, cogí dos cahíces y medio de morcacho, * y antes ya me parió la mujer. Yo comencé a decir: pues estás bien, Juan Simón; no tienes donde sembrar hogaño, y la Felipa te va a parir todas las pascuas. (Braulio Foz, 1844, España)”; “Pero diréis, ¿qué es la razón que, siendo tan eficaz esta palabra, ha tantos años que la oigo y me estoy tan estéril como siempre y tan ruin hogaño como el año pasado? (Fray Alonso de Cabrera, 1598, España)”. Fuente: CORPUS RAE

2._Definición: actualmente. En la actualidad. En nuestros días. En nuestros tiempos. En nuestro tiempo. Hoy en día. En esta época, en oposición a “antaño”. Esta época. La época actual, o en la época actual. Hoy por hoy. Adverbio que se emplea para referirse a un lapso de tiempo que se corresponde con el presente o la época actual. En los tiempos que corren.

Ejemplos: “La juventud de hogaño ignora el valor de las cosas porque nada le ha costado conseguirlas”“El patrimonio de antaño son las rentas de hogaño”; “Hogaño recuperaremos la inversión que hicimos en el pasado”; “Igual impresión de parentesco les daba el palacio de los Virreyes, hogaño presidencial. (Benito Pérez Galdós, 1906)”; “Tuvo lugar la representación de la primera en ésta allá por los años 1747, con motivo de la coronación de Fernando VI. Es decir, la primera en público, que en lo interior, en cada casa se representaba una comedia, por el prurito de aparecer fuera de ella cada cual más de lo que era, muy distinto de lo que hogaño se estila. (Pastor Servando Obligado, 1903, Argentina”. “Este lugar que yo visité hace años, lejano entonces a toda ambición de poder, antaño feliz, hpgaño enlutecido, me duele. (Juan Rulfo, 1953, España); “En esos tiempos una excomunión no pesaba adarmes, como las excomuniones de hogaño, sino muchas toneladas. Hoy las excomuniones se parecen a las zarzuelas, en que son motivo de chacota callejera y de provechosa popularidad para el excomulgado. No quitan el sueño ni el apetito. Gente conozco que rabia por que le caiga encima una excomunión. (Ricardo Palma, 1891, Perú)”; “En aquella edad (dice el autor) era Dios muy justiciero, frase que nos obliga a deducir que hogaño se ha acaramelado Su Divina Majestad un tantico con nosotros los pecadores, y nos da menos palo que el que repartía en los primitivos tiempos. (Ricardo Palma, 1889, Perú)”. Fuente: CORPUS RAE

Sinónimos y palabras relacionadas: actualmente,  ahora, hoy.

Antónimosantaño

Palabras enraizadas: año, antaño, hogañazo, antañazo, antañón

ETIMOLOGÍA

Del latín hoc anno (en este año).

En épocas pasadas se utilizaba también la variante “ogaño”, pero actualmente tiene poco uso.

Universal vocabulario en latin y en romance (1490), del cronista Alfonso de Palencia: no recoge el término.

Diccionario de latín-español (1492) de Elio Antonio de Nebrija: no recoge el término.

Vocabulario español-latino de Elio Antonio de Nebrija, de 1495: no la recoge.

Vocabulario de las dos lenguas toscana y castellana (1570), de Cristobal de las Casas: no recoge el término

Diccionario muy copioso de la lengua Española y  Françesa  (1604), de Ioan Palet: no recoge el término.

Tesoro de la Lengua Castellana, de 1611, de Sebastian de Covarrubias Orozco. Ogaño: quiere decir este año presente, del ablativo Latino hoc anno. Proverbio, En los nidos de antaño no ay paxaros ogaño.

Origen y etimologia de todos los vocablos originales de la lengua castellana, de Francisco del Rosal ¿1611-1614?: 
no recoge el término.

Diccionario Castellano y Portuguez (1721), de Raphael Bluteau: no recoge el término.

Diccionario de Autoridades, de 1732. HOGAÑO: adv. de tiempo. Lo mismo que Este año, o el año presente. Es voz vulgar y comuesta de las voces Latinas Hoc anno, por cuya razón se debe escribir con h, aunque algunos le ponen sin ella. FONSEC. Vid. de Christ. tom. 2. cap. 17. Oidme dice Amós, los que decís O! si no lloviesse hogáño para que abriessemos nuestros graneros, y vendiessemos el trigo como se nos antojasse. ENCIN. Canción. f. 19. Comencemos desde hogáñocon mucha fe y afición, a ganar un bien tamaño.

Diccionario de la lengua Castellana de 1780, de la Real Academia de la Lengua Española. HOGAÑO: adv. t. vulg. Lo mismo que este año, ó el año presente. Hoc anno.

Diccionario castellano de P. Esteban de Terreros y Pando, (1786-1793). HOGAÑO: lo mismo que el año presente, ó este año. Fr. Cette année, l’anne courante. Lat. Annus vertens qui nune ágitur, vértitur. El Cast. se ha anticuado en la Corte, y entre jente culta; pero sin razon. Y los nidos de antaño no hay pájaros hogaño, refran que coincide con el otro, que dice, que con agua pasada no muele molino, Y nota alguna cosa de no ser yá usual, ó de haber pasado su tiempo.

Diccionario de la Lengua Castellana (1825), de Melchor Manuel Núñez de Taboada. 
HOGAÑO: adv. fam. Este año ó en el año presente.  HOGAÑAZO: adv.  fam. V. Hogaño.

Diccionario de la lengua castellana, por la Academia Española, compendiado por Don Cristobal Pla y Torres (1826). HOGAÑO y HOGAÑAZO: adv. Fam. Este año presente.

Diccionario de la lengua Castellana, de 1832, de la Real Academia de la Lengua Española. 
HOGAÑO: adv. t. vulg. Este año ó en el año presente. Hoc anno. HOGAÑAZO: adv. t. fam. Hogaño.

Panléxico, Diccionario universal de la lengua castellana, de Juan Peñalver, 1842: r
epite las definiciones del diccionario académico

Nuevo Diccionario de la Lengua Española, de 1847 de D. Vicente Salvá: repite las definiciones del diccionario académico

Diccionario nacional, o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española, de Ramón Joaquín Domínguez (1847). HOGAÑO: adv. de tiemp. fam. y prov. Este año, ó en este año, en el año presente. HOGAÑAZO: adv. ant. de tienp. V. Hogaño.

Diccionario de la lengua castellana con las correspondencias catalana y latina, de Pedro Labernia y Esteller, 1844-1848. HOGAÑO: adv. t. fam. Este año ó en el año presente. HOGAÑOZO: adv. t. fam.  Hogaño.

Diccionario de la lengua Castellana, de 1852, de la Real Academia de la Lengua Española: repite las definiciones de la edición de 1832 del diccionario académico.

Gran Diccionario de la lengua española, ordenado por Adolfo de Castro, 1852:   no recoge el término; pero recoge la expresión “ hora un año cuatrocientas, y hogaño cuatro ciegas“, proverbio que se dice de las cabras por lo fáciles que son á perecer por la morriña. También recoge la expresión “acudió mal hogaño el trigo, acudió bien hogaño la fruta“. 

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Española (1853), de Gaspar y Roig.  HOGAÑO: adv. fam. : en este año o en el año presente. HOGAÑAZO: adv. ant. : Hogaño.

Diccionario etimológico de la lengua castellana de Pedro Felipe Monlau (1856): no recoge el término

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Castellana, de Elías Zerolo (1870). HOGAÑO: [Del lat. hoc anno, en este año.] adv. t. 1. En este año, ó en el año corriente. comencemos desde hogaño, Con mucha fe y afición, Á ganar un bien tamaño. (ENCINA). 2. Por ext., en esta época, á diferencia de antaño, 2.a. acep. HOGAÑAZO: adv. t. fam. Hogaño.

Diccionario General Etimológico de la Lengua Española, de 1880, de Roque Barcia Martí: HOGAÑO: adverbio de tiempo familiar. Este año ó en el año presente. Erimología. Del latín hoc anno, en este año. (Academia). 
HOGAÑAZO: adverbio de tiempo familiar. Hogaño.
 
Diccionario de la R.A.E. de 1899, decimotercera edición. 
HOGAÑO: (del lat. hoc anno, en este año.) adv. t. vulg. En este año, en el año presente. || Por ext., en esta época, á diferencia de antaño, 2.a. acep. HOGAÑAZO: adv. t. fam. Hogaño.

Diccionario de la Lengua Española de José Alemany y Bolufer (1917): repite las definiciones del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Diccionario Etimológico Español e Hispano, de Vicente García de Diego (1954): no lo recoge.

Inglés: nowadays, these days, this year
Francés: de nos jours, cette année, l’anne courante
Portugués: hoje em dia
Alemán: heutzutage
Italiano: al giorno d’oggi

Este es el significado de hogaño en el diccionario español

Zalamería

 Plural: zalamerías

SUSTANTIVO femenino

Definición: el exceso de adulación en palabras o acciones. 

Demostración de cariño afectada y empalagosa.

Gesto o manifestación de afecto exagerados, o empalagosos, y fingidos. 

Simpatía o amabilidad fingida e interesada.

Demostración de aprecio excesiva, falsa, y generalmente  interesada.

Se aplica a la astucia maliciosa con que alguno procura engañar a otro, afectando obsequio y cortesía. 

Manifestación de afecto exagerada, cargante o empalagosa.

Embuste, cortesía falsa, adulación demasiada. 

Demostración de cariño, de aprecio o de admiración,  exagerada o fingida, que a menudo se utiliza como estrategia para lograr algún fin pretendido. 

Adulación excesiva o exagerada que trata de halagar a alguien para ganarse sus favores o su confianza.

Muestra de cariño, predilección o simpatía exagerados, y a menudo empalagosos, normalmente empleados para engañar o embaucar.

Simpatía o servilismo excesivos y empalagosos. 

Expresión exagerada de cariño, simpatía o agradecimiento, que se emplea para lograr algún fin.

Ejemplos: "En seguida se te nota que lo tuyo es zalamería, porque de normal eres bastante antipática conmigo"; "Déjate de zalamerías, porque no te van a valer conmigo"; -"Déjate de zalamerías y dime lo que quieres"; "DIONISIO.- Permíteme. (Se lo desprende de la muñeca y le da alguna cuerda. Se lo lleva a la oreja.) No funciona. ROSA.- (Con triste sonrisa.) El mejor relojero no puede arreglar un reloj moribundo. DIONISIO.- ¡Lo volveré a poner tan sano como tú! (Se lo guarda.) ROSA.- Eso es una zalameríaDIONISIO.- No. ROSA.- Una mentira para animarme. DIONISIO.- No te miento.] ROSA.- ¿De veras me crees sana? DIONISIO.- De veras. (Ella lo mira por unos instantes, dudosa.) (Antonio Buero Vallejo, 1981, España)"; "Don Pepe y Concha de La Cáscara van a visitar a Doña Josefina, quien ese día cumple setenta y cuatro años. Don Pepe no ha variado su vivacidad y zalamería que vierte sobre Doña Josefina desde que la ve venir llevada de la mano por Luis Alfredo. El viejo y el joven se profesan a pesar de la reconciliación una gran antipatía que disimulan en nombre de los intereses y de la cultura. Para Luis Alfredo, el viejo sigue siendo la personificación de la inmoralidad y de la audacia; para Don Pepe, Luis Alfredo no es más que un pobre diablo sin fortuna y sin futuro político que se las da de intelectual y sarcástico. (Francisco Herrera Luque,  1985,  Venezuela)"; "Una bella mujer de grandes ojos se abanica al lado de Vicentico. Es su esposa Josefina, la hija de José Rafael Revenga, el áulico de Castro, el mismo que le endilgara a Gómez el sobrenombre de Capagatos. A pesar de su zalamería envolvente de serpentina, Gómez la recela como el caballo al tremedal. "Si la amistad no se hereda -pensaba el General- el odio y resentimiento florece y se multiplica en los hijos como lo hace el árbol con sus semillas. Si Josefina quiso a su padre no puede quererme a mí, y si no lo quiso, ¿por qué ha de quererme? (Francisco Herrera Luque,  1985,  Venezuela)"; "Sin embargo en la cuestión del amor nunca era tarde y eso que comprendía que ya no habría procreación ni hijos ¿y qué? ¡diga! no todas las mujeres iban buscando la caricia o la zalamería -él pensaba en Pilar- muchas sí ¡por qué no iba a negarlo! pero no todas, aunque dijera Pedrola que si a una mujer no la embebes la entraña lo más dentro y como Dios manda con todo el regostamiento que le puedes dar se te va con el primero que sabe hacerlo mejor que tú, pero yo no pienso lo mismo y algo me dice que habrá alguna dispuesta a formalizar la relación con quien le habla, lo que significa que él tenía entonces una razón, un motivo de alegría... usted no se lo va a creer pero llegaba a trabajar con más ahínco poniendo todo su esfuerzo en lo que hacía, el secreto usted lo conoce ahora, así que no iba a insistir, todo se deducía de un nombre y en la manera de pronunciarlo, para él estaba lleno de dulzura. (Gabriel García-Badell, 1975, España)"; "Aunque había nacido un 7 de abril, Cresto se empeñaba en festejar su cumpleaños el 3 de febrero, al mismo tiempo que Isabel. La víspera le compró en los alrededores de la Plaza Mayor una muñeca de paño con vestido de bailaora flamenca a la que impuso un amuleto relleno con micas de Jujuy, como los que fabricaba la madrina difunta. Esa noche, después de envolver el regalo con papel celofán, bajó ufano al comedor. Isabelita, oculta entre las cortinas, se le acercó por detrás y le tapó los ojos, con una zalamería que ya don José había olvidado. - ¿Quién soy? - ¡Hija querida! -se desprendió el viejo, volviéndose para darle un abrazo. (Tomás Eloy Martínez, 1989, Argentina)"; "A usted lo que le gustaría es estar por ahí, marcándose un chotis. Porque tiene usted planta de bailarina, se lo debe de decir todo el mundo. No le había visto tratar con tanta delicadeza a nadie, ni siquiera a la Bernarda. Las palabras eran pura zalamería, pero el tono y la expresión de su rostro eran sinceros. - Qué cosas más bonitas dice usted -murmuró con una voz rota, de no tener con quien hablar o nada que decir. - Ni la mitad de bonitas que usted, Jacinta. (Carlos Ruiz Zafón, 2001, España)"; "Sé que los maliciosos de turno y los envidiosos de guardia, proclives siempre a la sospecha y nunca a la presunción de inocencia, atribuirán el tono de este artículo y las opiniones vertidas en él a pelotillas, zalamería y vasallaje o, en el mejor de los casos, a gratitud por mi parte hacia quienes han tenido la gentileza (y, quizá, la perspicacia. ¡Ojalá sea así y sepa yo estar a la altura del encargo!) de confiarme la redacción, presentación y dirección del programa de libros Negro sobre blanco. (1997, España, -A propósito de la televisión pública-)"; Las féminas lucieron sus energías -pero no su inteligencia. Las "Utilísimas" se rasgaron los delantales y desplegaron silvestremente, en insólito horario, un muestrario de las contingencias de la televisión peruana: La exaltación de la zalamería como estrategia de comunicación, del autobombo como tarjeta de presentación, del remedo como creación, de la informalidad como libreto, del travestismo como opción sexual. (1997, Perú)"; "que dice el oficiante Nasakó cuando enciende la pólvora de su magia: ikún bayú sese bayú ikún, o sea, que el fuego de la pólvora siempre sigue la línea precisa de su reguero, lo cual traducen libremente en vernáculo con este refrán africano: "el perro, aunque tiene cuatro patas, sólo puede seguir un camino"En los ritos congos, lucumís y ararás de Cuba se oye esta salutación, proveniente de los musulmanes de Africa, donde está muy extendida: "Nsala maleku, maleku nsala". Esta frase no es sino la inicial del canto matutino que el almuédano, desde lo alto del alminar de la mezquita entona cada día al salir el sol, cuyo texto dice: El Salam alek aleikum el SalamEs la misma expresión árabe que aportó al lenguaje castellano el vocablo zalamelé y otros afines como zalama, zalamería, etc. (Fernando Ortiz, 1975, Cuba)".        Fuente:   CORPUS RAE

Sinónimos y palabras relacionadas: zalagarda, zalama, zalema, adulación, coba, halago, elogio, lisonja, arrumaco, carantoña, hipocresía, lagotería, rosca, peloteo, melindre, caroca, zorrocloco, mimo, agasajo, reverencia, artificio, falsedad, piropo, afectación.

Palabras enraizadas: zalamero, zalá, zalagarda, zalama, zalema, 

ETIMOLOGÍA

Ver zalamero


Inglés: flattery, fawning, sycophancy

Francés: flatterie

Portugués: mendacidade, palmadinhas 

Alemán:   Schmeichelei

Italiano: piaggeria, untuosita, salamelecco


Este es el significado de zalamería en el diccionario español

Zalamero, zalamera

 Plural: zalameros, zalameras

ADJETIVO (se usa también como sustantivo)

Definición:   que hace demostraciones de cariño, de aprecio o de admiración,  exageradas o fingidas, a menudo como estrategia para lograr el fin que pretende. 

Que se excede adulando con palabras o acciones, o empleando cortesía falsa para engañar sobre sus verdaderas intenciones.  

Que demuestra cariño afectado y empalagoso.  

Se aplica a la persona que con astucia maliciosa procura engañar a otra, afectando obsequio y cortesía. 

Dado a hacer zalamerías, o zalamas; que adula de forma excesiva a alguien, o se muestra excesivamente simpático o servil, generalmente para conseguir algo. 

Que hace zalamerías o zalamas. 

Afectado de zalamería.  

Que se  hace o dice con zalamería

La persona que hace zalamerías y embustes.

El que hace una zalamería o está inclinado a hacerlas.  

Se aplica al que va a cortejar a alguno, para conseguir alguna cosa, usando grandes sumisiones, rendimientos y cortesía. 

Que hace una demostración de cariño exagerada o afectada, normalmente como argucia para lograr un fin. 

Persona aduladora, que se muestra servil para lograr algún fin que pretende. 

Persona que se muestra fingida e interesadamente simpática o amable, 

El que se muestra especialmente simpático o adulador con alguien, con la intención de congraciarse con esa persona para obtener algo de ella. 

Sumamente halagador o atento. 

El que halaga a otro de manera exagerada y falsa, con la intención de obtener algún beneficio. 

Excesivamente reverencioso o amable, pudiendo llegar a ser empalagoso. 

El que se muestra especialmente simpático, aunque de manera fingida, con otra persona, por algún motivo que su interlocutor desconoce, y normalmente para lograr algo de él.  

El que con arte y encanto logra engañar al vanidoso diciéndole cumplidos, adulándole o halagándole para lograr sus favores o algún fin pretendido. 

Que muestra un cariño, querencia, predilección o simpatía exagerados, y a menudo empalagosos, frente a alguien a quien se pretende engañar o embaucar mediante estas actitudes.  

El que adula de forma excesiva y exagerada, tratando de halagar para ganarse los favores o la confianza de alguien. 

Dado a hacer zalamas, es decir, a hacer excesivas  reverencias, a mostrar veneración exagerada, normalmente como forma de sumisión y de rendir pleitesía. 

Persona dada a hacer zalamas, es decir, a saludar con excesiva cortesía o afectación, o con adulación exagerada. 

Persona con inclinación a hacer zalamas, demostraciones afectadas de cariño, que pueden llegar a ser empalagosas.

El que dice cumplidos o halagos con la intención de adular a alguien de quien puede obtener algún beneficio.

El que siempre está intentando caer bien y quedar bien con todo el mundo, a base de adular exageradamente a todos. 

Ejemplos: "Hay gente muy zalamera, que si no te das cuenta, te hacen creer que les caes muy bien, y en realidad todo es falsedad e interés torticero."

"Me engañó,  la muy zalamera me hizo creer que yo le gustaba, y sólo le interesaba sonsacarme información"

"Hijo, no te pongas zalamero, que no vas a conseguir que te levante el castigo"

"Lo asesoraba, como compinche y calanchín, un tal cordobés, Luis Lombana de nombre, zalamero de trato y experto en las artimañas del sable y del milagro. (Tomás Carrasquilla, 1928, Colombia)"

"Y sin esperar otra razón, besó en mi presencia la mano de Alicia. Estrechando luego la mía, añadió zalamero- Alabada sea la diestra que ha esculpido tan bellas estrofas. Regalo de mi espíritu fueron en el Brasil, y me producían suspirante nostalgia, porque es privilegio de los poetas encadenar al corazón de la patria los hijos dispersos y crearle súbditos en tierras extrañas. Fui exigente con la fortuna, pero nunca aspiré al honor de declararle a usted, personalmente, mi admiración sincera. Aunque estaba prevenido contra ese hombre, confieso que fui sensible a la adulación y que sus palabras templaron el disgusto que me produjo su cortesía con mi garbosa daifa. (José Eustasio Rivera, 1924, Colombia)"

"Amaba, pues, locamente la señá Frasquita al tío Lucas, y considerábase la mujer más feliz del mundo al verse adorada por él. No tenían hijos, según que ya sabemos, y habíase consagrado cada uno a cuidar y mimar al otro con esmero indecible, pero sin que aquella tierna solicitud ostentase el carácter sentimental y empalagoso, por lo zalamero, de casi todos los matrimonios sin sucesión. Al contrario, tratábanse con una llaneza, una alegría, una broma y una confianza semejantes a las de aquellos niños, camaradas de juegos y de diversiones, que se quieren con toda el alma sin decírselo jamás, ni darse a sí mismos cuenta de lo que sienten. (Pedro Antonio de Alarcón, 1874, España)"

"Chico, el Marqués está cada día más chocho por mí; sólo que de algún tiempo a esta parte se me ha vuelto muy cicatero, y hace muchos números. En cuanto al pollo, verás. He estado apasionadísima, chochísima durante unos meses. No podía vivir sin él. Ya me voy enfriando, porque me ha hecho dos o tres judiadas buenas. ¡Y cómo me tira el dinero el muy tuno! ¡Pero paso por todo, porque es tan guapo, tan zalamero !... Hace dos días tuvimos una bronca un poco más fuerte que las de tanda. Le tiré una bota a la cabeza y le hice sangre en la frente. Después no tenía yo consuelo. Ayer y anoche estuvimos de monos; pero al fin tocamos a reconciliación. (Benito Pérez Galdós, 1889, España)". Fuente: CORPUS RAE

Sinónimos y palabras relacionadas: lagotero, hipócrita, pelota, cobista, falso, adulador, adulón, lambón, lambetero, lambeta, lisonjero, lisonjeador, pelotilla, pelotillero, lameculos,  servil, empalagoso, pegajoso, mimoso, embaucador, embustero, piropeador, halagador,  meloso, adulatorio, halagüeño, candongo, astuto, zorro, zorra, ceremonioso, melindroso.

Palabras enraizadas: zalamería, zalá, zalagarda, zalama, zalema, 


ETIMOLOGÍA

Originalmente se decía "hacer la çala" o "hacer çalemas" (cortejar a alguno, sometérsele, humillarse a él usando grandes sumisiones y rendimientos, para conseguir alguna cosa o con algún fin de interés); y de ahí pasó a "zalama", que posteriormente derivó en el actual "zalamero, -a".

Universal vocabulario en latin y en romance (1490), del cronista Alfonso de Palencia: no recoge el término.

Diccionario de latín-español (1492) de Elio Antonio de Nebrija. no recoge el término.

Vocabulario español-latino de Elio Antonio de Nebrija, de 1495: no recoge el término.

Vocabulario de las dos lenguas toscana y castellana (1570), de Cristóbal de las Casas: no recoge el término.

Diccionario muy copioso de la lengua Española y  Françesa  (1604), de Ioan Palet: no recoge el término.

El dado a hacer grandes reverencias, o demostraciones afectadas de cariño, respeto o cortesía; 

Tesoro de la Lengua Castellana, de 1611, de Sebastian de Covarrubias Orozco. 
ZALA: vide çala. 
ZALAGARDA: vide çalagarda. 
ÇALA: cierta ceremonia que hazen los Moros, que vale tanto como hazer reverencia, venerar, y adorar. 
ÇALAGARDA: el aspaviento y alboroto de gente ruyn, que de tropel salen a espantar, y a atemoriçar la gente que esta descuydada; es termino usado en el Reyno de Toledo, nombre Arabigo, de rayz Hebrea, del nobre (...) langafah, terror, tremor, el ruydo, hechizo y quistion de los que vienen de concierto para que acudiedo a despartirlos den sobre los que ha salido a poner paz, llaman armar çalagarda: tambien se llaman çalagardas, los acometimientos y retiradas de los ginetes, en el campo cótra los enemigos, que solo son para inquietarlos, y no dexarlos sostegar; y tambien llaman çalagarda, la emboscada, para cogerlos al passo, quando van descuydados, y estas son propias çalagardas. 
ÇALEMA: la cortesia y humilde reconocimiento que haze el inferior al mayhor, con mucha sumision; y assi tenemos una frasis Castellana, para dezir q uno haze a otro reverencia afectadamete, que haze çalemas. Nacio del modo de saludarse los Moros unos a otros quando se topan con estas palabras, Ala hyi zalemaq, que valen Dios te salve

Origen y etimologia de todos los vocablos originales de la lengua castellana, de Francisco del Rosal ¿1611-1614?.  
ZALÁ DE MOROS: es aplacamiento, de Zalah que es apaciguar o aplacar, como si dixeran oracion con que aplacan a Dios, y asi Zalema. 
ZALAGARDA: V. Algazara. 
ZALEMA: en Arab. es humilde ceremonia; del Hebreo que dice Salon a la salutacion y besamanos; y de aqui el Zalá de los Arabes del Hebreo Zahal, que es echarse por tierra, y otro verbo Zala menospreciar y abatir. V. Zalá arriba. 

Diccionario Castellano y Portuguez (1721), de Raphael Bluteau: no recoge el término. Únicamente aparece la entrada: ZALEMA. salema. 

Diccionario de Autoridades, de 1732.  
ZALAMERO, RA:  s. m. y f. La persona que hace zalamerías, y embustes. Lat. Blandiloquus, a, um. SYLVESTR. Proserp. Cant. 4. Oct. 15. Lo feróz dissimula placentéro Y acercóse; paciendo la esmeralda, Y en las fiestas parece zalaméro, Mas que de monte toro, que es de falda
ZALAMERÍA: s. f. El excesso de la adulacion en palabras, ò acciones. Viene de la voz Arábiga Zala, ù de la de Zalema. Lat. Blandiloquentia
ZALA:  s. f. La adoracion, ò reverencia, que hacen los Moros à Dios, y à Mahoma, doblando el cuerpo, y poniendo la mano en el pecho con varias ceremonias, y palabras. Es voz Arábiga. Lat. Ritus Mauricus. CERV. Quix. tom. 1. cap. 40. Tenia mi Padre una [r.551] Esclava, la qual en mi lengua me mostró la zalá christianesca. RUF. Austr. Cant. 14. Voló la noche, y vino la mañana; Levantóse del techo el Moro anciano, Y hecha la zalá Mohometana, Mandó unir su consejo bien tempranoHacer la zalá. Phrase vulgar, que por lo regular se aplica al que vá à cortejar à alguno, para conseguir alguna cosa, usando grandes sumissiones, y rendimientos. Lat. Blandè se alicui summittere. MONTOR. Obr. Posth. tom. 2. pl. 217.  Y alegrar al Rey Chiquilio haciendole la zalá. 
ZALAMA: s.f. lo mismo que Zalamería.  
ZALEMA: s. f. La reverencia, ò cortesia humilde en demostracion de sumissión. Tómase de la voz Arábiga Zalemaq, con que se saludan los Moros, y lo trahe Covarr. en su Thesóro. Lat. Summissio humilis. ESPIN. Escud. Relac. 1. Desc. 13. Haciendoles grandes zalemas, les dió un aposento, que tenia aderezado para los Mercaderes. ALFAR. part. 2. lib. 2. cap. 9. Quando entró en la pieza, y vió à Dorotéa desalada, y los pechos por tierra, se lanzó à sus pies, haciendole mil zalemas.  
ZALAGARDA:  s. f. La emboscada dispuesta para coger, y dar sobre el enemigo, quando está descuidado, y sin rezelo. Es voz Arábiga. Lat. Simulatus, vel fictus tumultus. // Es tambien el acometimiento, y retirada de los ginetes para inquietar al enemigo, y corresponde à escaramuza. Trahelo Covarr. en su Thesóro. Lat. Velitaris pugna. // Por semejanza se toma por el lazo, que se arma, para que caigan en él los animales. Lat. Laqueus, vel decipula. // Metaphoricamente se aplica à la astucia maliciosa, con que alguno procura engañar à otro, afectando obsequio, y cortesanía. Lat. Astus. // Se toma tambien por el alboroto repentino de gente ruin, para espantar à los que están descuidados. Es voz del Reino de Toledo. Lat. Fictus tumultus, vel conclamatio. QUEV. Cuent. Que atasse él bien su dedo, y se riesse de toda la zalagarda. //Significa tambien la pendencia, regularmente fingida, de palos, ò cuchilladas, en que hai mucha bulla, voces, y estruendo. Trahelo Covarr. en su Thesóro. Lat. Rixa. Pugna.

Diccionario de la lengua Castellana de 1780, de la Real Academia de la Lengua Española. 
ZALAMERO, RA:  s. m. y f. La persona que hace zalamerías, y embustes. Lat. Blandiloquus.  
ZALAMERÍA: s. f. El exceso de la adulacion en palabras, ò acciones. Blandiloquentia. 
ZALAMA: s.f. Lo mismo que zalamería. 
ZALEMA: s.f. La reverencia, ó cortesia humilde en demostracion de sumision. Summissio humilis. 
ZALÁ: s.f. La adoracion, ó reverancia que hacen los Moros á Dios y á Mahoma, doblando el cuerpo y poniendo la mano en el pecho con varias ceremonias y palabras. Ritus mauricus. 
HACER LA ZALÁ: f. vulg. que por lo regular se aplica al que va á cortejar á alguno, para conseguir alguna cosa, usando grandes sumisiones y rendimientos. Blandé se alicui summittere. 
ZALAGARDA: s.f. La emboscada dispuesta para coger y dar sobre el enemigo, quando está descuidado y sin rezelo. Simulatus, vel fictus tumultus. // El acometimiento y retirada de los ginetes para inquietar al enemigo y corresponde á escaramuza. Velitaris pugna. // met. El Lazo que se arma para que caigan en él los animales.. // met. La astucia maliciosa, con que alguno procura engañar á otro, afectando obsequio y cortesanía. Astus. // El alboroto repentino de gente ruin, para espantar á los que están descuidados. Fictus tumultus, vel conclamatio. // La pendencia, regularmente fingida de palos, ó cuchilladas, en que hay mucha bulla, voces y estruendo. Risa, pugna. 

Diccionario castellano de P. Esteban de Terreros y Pando, (1786-1793).  
ZALAMERÍA: V. Zarragateria. 
ZALAMERÍA: monada, embuste, zalama, esguince, melindre. Véanse. ZALAMERO: adulador, embustero. V. ZALAMERO: el que hace melindres, y ceremonias afectadas. Fr. Faconnier, grimacier.  Lat. Nimius officiorum, vel urbanitatum affectator. It. Cerimonioso. V. Ceremoniatico, cumplimentero. 
ZALÁ: adoracion, ó reverencia que hacen los moros á Dios, y á su falso Profeta Mahoma, á las 9 de la mañana con varias ceremonias. Fr. Sala. Lat. Ritus mauricus. It. Ceremonia moresca. 
HACER EL ZALÁ: cortejar á alguno, sometérsele, humillarse á el con algun fin de interés. Fr. Faire la reverence. Lat. Colere, observare.  
ZALAMA: embuste, embustería, cortesía falsa, adulacion demasiada. Danle el Fr. Flatterie, caresse feinte. Lat. Nimia adulatio, vernilitas. V. Embustería, embuste. 
ZALEMA: reverencia profunda. Fr. Reverence profonde. Lat. Humilis submissio. V. Reverencia, sumision. 
ZALEMA DE LOS MAHOMETANOS: salutacion que hacen. Fr. Salamalec. It. Saluto: quiere decir Dios os Guarde. 

Diccionario de la Lengua Castellana (1825), de Melchor Manuel Núñez de Taboada. 
ZALAMERO, RA: adj. y s. Que hace zalamerías y embustes. 
ZALAMERÍA: s. f. El exceso de la adulación en palabras ó acciones. 
ZALAMA: s.f. V. Zalamería.  
ZALEMA: s.f. La reverencia ó  cortesía humilde en muestra de sumisión. 
ZALA: s.f. La oracion que hacen los moros á Dios con varias ceremonias y palabras. // HACER LA ZALA, fam. Cortejar á alguno para conseguir alguna cosa, usando de grandes sumisiones y rendimientos. 
ZALAGARDA: s.f. Emboscada dispuesta para dar sobre el enemigo cuando está  descuidado. // El acometimiento y retirada de los ginetes para inquietar al enemigo, y correspondie á escaramuza. // met. El lazo que se arma para que caigan en él los animales. // met. y fam. La astucia maliciosa con que alguno procura engañar á otro afectando obsequio y cortesia. / El alboroto repentino de gente ruin para espantar á los que estan descuidados. // La pendencia regularmente fingida de palos ó  cuchilladas. 

Diccionario de la lengua castellana, por la Academia Española, compendiado por Don Cristóbal Pla y Torres (1826). 
ZALAMERO, RA: adj. La persona que hace zalamerías. 
ZALAMERÍA Y ZALAMA: s. f. Exceso de adulación en palabras.  
ZALEMA: s.f. Reverencia, cortesía humilde de sumisión. 
ZALAGARDA: s.f. La emboscada dispuesta para dar sobre el enemigo. - Escaramuza. -Met. Lazo para coger los animales. -Fam. Astucia maliciosa. -Alboroto repentino de gente ruin. 

Diccionario de la lengua Castellana, de 1832, de la Real Academia de la Lengua Española: repite las definiciones de la edición de 1780 del diccionario académico. 
 
Panléxico, Diccionario universal de la lengua castellana, de Juan Peñalver, 1842. 
ZALAMERÍA: Exceso de la adulación en palabras ó acciones. 
ZALAMERO, RA: adj. Dícese de la persona que hace zalamerías y embustes. 
ZALEMA: f. Reverencia ó cortesía humilde en muestra de sumisión.  
ZALAGARDA: f. Emboscada para coger descuidado al enemigo. // Acometimiento y retirada de los ginetes para inquietar al enemigo, y corresponde á escaramuza. // met. Lazo que se arma para que caigan en él los animales. // met. y fam. Astucia maliciosa conq ue alguno procura engañar á otro afectando obsequio y cortesía. // Alboroto repentino de gente ruin para espantar á los que están descuidados. // Pendencia regularmente fingida de palos ó cuchilladas, en que hay mucha bulla, voces y estruendo.  
ZALAMA: f. Zalamería. 

Nuevo Diccionario de la Lengua Española, de 1847 de D. Vicente Salvá: repite las definiciones de la edición de 1832 del diccionario académico. 

Diccionario nacional, o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española, de Ramón Joaquín Domínguez (1847).  
ZALÁ: f. Oracion que hacen los moros á Dios. // (Hacer la): cortejar á alguno con gran sumision. 
ZALAGARDA: f. emboscada dispuesta para coger descuidado al enemigo y caer sobre él sin recelo. // Acometimiento y retirada de los ginetes para inquietar al enemigo. // Lazo que se arma para que caigan en el los animales. // La astucia maliciosa con afectacion. // El alboroto repentino de gente ruin. // Pendencia fingida de palos ó cuchilladas en que hay mucha bulla y estruendo. 
ZALAMA: f. Zalamería. 
ZALAMELÉ. m. Zalá. 
ZALAMERÍA: f. Espresion de cariño afectado. // Gatatumba. // pl. Mimos, monadas.  
ZALEMA: f. La reverencia ó cortesía humilde que se hace en muestra de sumision. 

Diccionario de la lengua castellana con las correspondencias catalana y latina, de Pedro Labernia y Esteller, 1844-1848. 
ZALAMERÍA: f. Halago fingido, lisonja, adulacion excesiva. Salameria, rondalleria. Asentatio, (...), blandimentum, i. blandities, ei. //Esquince, monada, melindre. T). 
ZALAMERO: mf. y adj. El que hace zalamerías, adulador. Salamer, rondaller. Asseutator, adulator, is. // El que hace melindres y ceremonias afectadas. Rondaller, mestre de ceremonias. Officiorum affectator. 
ZALÁ: f. Oracion que hacen los moros á Dios y á su falso profesta Mahoma con varias ceremonias y palabras. Salá, oración del moros. Mahometanorum sacre preces. 
HACER EL Ó LA ZALÁ: fr. fam. Cortejar á alguno con grandes sumisiones y rendimientos por propio interés. Fer la pala. Blandior, iris. 
ZALAGARDA: f. Emboscada. // Escaramuza. // El lazo ó trampa que se arma á los animales. Trampa, llas, parany.  Laqueus, zalagarda, decipula.  / met. Astucia, treta para engañar afectando obsequio, traicion. Solapa, treta, traició. Proditio, uis, astus, us. // Alboroto, pendencia fingida de gente ruin para espantar á los descuidados, y hacer á su salvo su negocio. Rebombori, terrairemol, trapisonda. Ficta pugna, riza, conclamatio. / Pendencia regularmente fingida de palos y cuchilladas con mucha bulla y estruendo. Desfet. Jurgium simulatum. 
ZALAMA: f. zalamería. 
ZALEMA: f. Reverencia, cortesía humilde en señal de sumision. Reverencia profunda, sumissiò. Submissio humilitis. 

Diccionario de la lengua Castellana, de 1852, de la Real Academia de la Lengua Española.  
ZALAMERO, RA: adj. La persona que hace zalamerías. Se usa tambien como sustantivo. Blandiloquius. 
ZALAMERÍA: f. El exceso de la adulacion en palabras ó acciones. Blandiloquentia. 
ZALAMA: f. Zalamería. 
ZALAMELE: m. ZALÁ: f. La oracion que hacen los moros á Dios con varias ceremonias y palabras. Mahometanorum sacrae preces. // HACER LA ZALÁ. Fr. fam. Cortejar á alguno con gran rendimiento y sumision para conseguir alguna cosa. Blandiri. 
ZALEMA: f. fam. La reverencia ó cortesía humilde en muestra de sumision. Devoti reverentisque animi significatio. 
ZALAGARDA: s.f. La emboscada dispuesta para coger y dar sobre el enemigo, quando está descuidado y sin recelo. Insidia.  // El acometimiento y retirada de los ginetes para inquietar al enemigo, y corresponde á escaramuza. Velitaris pugna. // met.  El Lazo que se arma para que caigan en él los animales. Laqueus vel decipula. // met. y fam. La astucia maliciosa con que alguno procura engañar á otro afectando obsequio y cortesía. Astus. // El alboroto repentino de gente ruin, para espantar á los que están descuidados. Fictus tumultus, vel conclamatio. // La pendencia regularmente fingida de palos ó cuchilladas, en que hay mucha bulla, voces y estruendo. Simulata rixa. 

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Española (1853), de Gaspar y Roig
ZALAMERÍA: s.f. : el esceso de adulacion en palabras o acciones. 
ZALAMERO: adj. : la persona que hace zalamerías. 
ZALEMA: s.f. : la reverencia o cortesia humilde en muestra de sumision. ZALÁ: s.f. : la oracion que hacen los Moros a Dios con varias ceremonias y palabras. - Fr. : HACER LA ZALÁ: cortejar a alguno con gran rendimiento y sumision para conseguir alguna cosa. 
ZALAGARDA: s.f. : la emboscada dispuesta para cojer descuidado al enemigo y dar sobre él sin recelo. - El acometimiento y retirada de los jinetes para inquietar al enemigo, y corresponde a Escaramuza. - met. : el lazo que se arma para que caigan en él los animales. - La astucia maliciosa conque alguno procura engañar a otro afectando obsequio y cortesía. - El alboroto repentino de gente ruin para espantar a los que estan descuidados. - La pendencia, regularmente finjida, de palos o cuchilladas, en que hay mucha bulla, vozes y estruendo. 
ZALAMA: s.f. : Zalamería. 
ZALAMÉ: s.m. Zalá. 
ZALAMELÉ: s.m. Zalá. 
ZALAMERAMENTE: adv. con zalamería. 

Diccionario etimológico de la lengua castellana de Pedro Felipe Monlau (1856): no recoge el término. 

Diccionario Enciclopédico de la Lengua Castellana, de Elías Zerolo (1870). 
ZALAMERO, RA: (de zalama.) adj. y s. Que hace zalamerías.  Lo feroz disimula placentero, Y acercóse paciendo la esmeralda, Y en las fiestas parece zalamero, Más que de monte toro, que  es de falda. (Silvestre) . 
ZALAMERÍA: (de zalamero.) f. Demostración de cariño afectada y empalagosa. 
ZALÁ: (del ar. zalá.) f.1 Oración que hacen los moros á Dios con varias ceremonias y palabras. 2. Hacer la zalá á uno. fr. fig. y fam. Cortejarle con gran rendimiento y sumisión para conseguir alguna cosa.   Y alegrar al rey Chiquilio Haciéndole la zala.   (Mont).
 ZALAMA: (del ár. çalam, salutación.) f. Zalamería. 
ZALAMÉ: m. Zalá. 
ZALAMELÉ: (del ár. çalamaleic, salud para tí.) m. Zalama. 
ZALAGARDA: (del b. lat. scaraynayta; del al. schaere, escuadrón, y wachte, centinela.) f.1 Emboscada, dispuesta para coger descuidado al enemigo y dar sobre él sin recelo. 2.- Escaramuza. 3.-Fig. Lazo que se arma para que caigan en él los animales. 4.- Fig. y fam. Astucia maliciosa con que uno procura engañar á otro afectando obsequio y cortesía. 5.- fig. y fam. Alboroto repentino de gente ruin para espantar á los que están descuidados. "Que atase él bien su dedo y se rieses de toda la zalagarda." (Quev.). 6.- fig. y fam. Pendencia, regularmente fingida, de palos y cuchilladas, en que hay mucha bulla, voces y estruendo. 

Diccionario General Etimológico de la Lengua Española, de 1880, de Roque Barcia Martí. 
ZALAMERO: adjetivo. Que hace zalamerías. Se usa también como sustantivo. Etimología. De zalama. Catalán, zalamer, a.  
ZALAMERÍA: femenino. El exceso de la adulación en palabras ó acciones. Etimología: Del árabe çalame, saludar, forma verbal de çalam, salud. Catalán (...). 
ZALAMERAMENTE: adverbio de modo. Con zalamería. Etimología. De zalamera y el sufijo adverbialmente. 
ZALEMA: femenino familiar. La reverencia ó cortesía humilde en muestra de sumisión. Etimología. Del árabe çalem, salutación.                                                                        
ZAGALAGARDA: femenino anticuado. Zalagarda. 
ZALÁ: femenino. La oración que hacen los moros á Dios con varias ceremonias y palabras. Etimología. Del árabe çalá. 
ZALAGARDA: femenino. La emboscada dispuesta para coger descuidado al enemigo y dar sobre él sin recelo. // El acometimiento y retirada de los jinetes para inquietar al enemigo, y corresponde á escaramuza. // Metáfora. El lazo que se arma para que caigan en él los animales. // Metafórico y familiar. La astucia maliciosa con que alguno procura engañar á otro, afectando obsequio y cortesía. // El alboroto repentino de gente ruin para espantar á los que están descuidados. // La pendencia, regularmente fingida, de palos y cuchilladas, en que hay mucha bulla, voces y estruendo. Etimología. Del bajo latin scaraguayita; del alemán schaere, escuadrón, y wachte, centinela.
ZALAMA: Femenino. Zalamería. Etimología. Del árabe çalami, paz salutación: catalán zalama. 
ZALAMELÉ. masculino. Zalama. Etimología. Del árabe çalam aleic?  la salud para ti. 
 
Diccionario de la R.A.E. de 1899, decimotercera edición.  
ZALAMERÍA: (de zalamero.) f. Demostración de cariño afectada y empalagosa. 
ZALAMERO, RA: (de zalama.) adj. Que hace zalamerías. Ú.t.c.s.  ZALÁ: (del ár. [...] çalá). f. Azalá. // Hacer uno la zalá á otro. fr. fig. y fam. Cortejarle con gran rendimiento y sumisión para conseguir alguna cosa. 
ZALAMA: (del ár. [...] çalamaléic, salud para ti.) m. Zalama. 
ZALEMA: (del ár. [...] çalem, salutación.) f. fam. Reverencia ó cortesía humilde en muestra de sumisión. 

Diccionario de la Lengua Española de José Alemany y Bolufer (1917). 
ZALAMERÍA: (de zalamero). f. Demostración de cariño afectada y empalagosa. 
ZALAMERO, RA: (de zalama). adj que hace zalamerías. Ú.t.c.s. 
ZALAMA: (del ár. çalam, salutación). f. Zalamería. 
ZALAMELÉ: (del ár. çalam aléic, salud para ti). m. Zalama. 
ZALEMA: (del m. or. que zalama). f. Saludo de los musulmanes, consistente en decir; çalam aléic, locución árabe que significa salud para ti. // fam. Reverencia o cortesía humilde en muestra de sumision.  
ZALAGARDA:  Emboscada, dispuesta para coger descuidado al enemigo y dar sobre él sin recelo. // Escaramuza. // Fig. Lazo que se arma para que caigan en él los animales. // Fig. y fam. Astucia maliciosa con que uno procura engañar á otro afectando obsequio y cortesía. // fig. y fam. Alboroto repentino de gente ruin para espantar á los que están descuidados. // fig. y fam. Pendencia, regularmente fingida, de palos y cuchilladas, en que hay mucha bulla, voces y estruendo. 

Diccionario Etimológico Español e Hispano, de Vicente García de Diego (1954).  
ZALAMERO: que hace zalamas: de zamala. 
ZALAMERÍA: demostración afectada de cariño: de zalamero. ZALÁ: rendimiento, saludo. Del ár. zalá. ZALAMA: demostración afectada de cariño: del ár. zalam, saludo. 
ZALAMELÉ: zalama: del ár. çalam alaic, salud para ti. 
ZALEMA: reverencia del ár. zalam, saludo. 
ZALAGARDA: emboscada: de celar y aguardar. 


Inglés: bootlicker, sweet-talker, flatterer, sycophantic
Francés: adulant, flatteur, enjôleur
Portugués: bajulador, adulador
Alemán:  Schmeichler,  schmeichlerisch            
Italiano: adulatore


Este es el significado de zalamero en el diccionario español

Mañaneo

SUSTANTIVO masculino

Definición
: acción y efecto de mañanear.

Palabras enraizadas: mañana, mañanearmañaneromañanar

ETIMOLOGÍA
De mañana y -eo

No lo encontramos en el Vocabulario español-latino, de Elio Antonio de Nebrija, de 1495.

No lo encontramos en el Tesoro de la Lengua Castellana, de 1611, de Sebastian de Covarrubias Orozco.

El Diccionario de Autoridades, de 1732, no recoge la voz.

Tampoco aparece en el Diccionario de la lengua Castellana de 1780, de la Real Academia de la Lengua Española.

No está recogido en Diccionario castellano de P.Esteban de Terreros y Pando  (1786-1793).

No aparece en el Nuevo Diccionario de la Lengua Española, de 1847 de D. Vicente Salvá.

No está recogido en el Diccionario General Etimológico de la Lengua Española, de 1880, de Roque Barcia Martí.

No aparece recogido en el diccionario de la R.A.E. de 1899, decimotercera edición.

No aparece en el Diccionario Etimológico Español e Hispano, de Vicente García de Diego (1954),

No aparece recogido en el último diccionario de la R.A.E.

Esta es la definición de mañaneo en el diccionario español